Portal del empleado y turnos de trabajo

En otras ocasiones y post hemos comentado que existen dos tipos de personas, las que trabajan a turnos y las que no. Los empleados que desempeñan su trabajo a turnos, tienen unas necesidades específicas a mayores de las necesidades habituales de cualquier trabajador que trabaja con una jornada laboral de horario fijo.

Multitud de software de RRHH y nómina ofrecen un portal del empleado o intranet en el que los empleados pueden acceder a información suya, de sus compañeros, su nómina, etc…, combinando información personal y privada con información corporativa. En aplicaciones más especializadas de RRHH se manejan cuestiones como evaluación, desempeño, formación, etc… Sin duda, funcionalidades de valor para empresa y empleados. Pero cuando una persona trabaja a turnos, necesita una información crítica para él y para la empresa, una funcionalidad que ofrezca una “gestión del tiempo”.

Esta “gestión del tiempo” es un concepto que nosotros manejamos en PGPlanning para denominar a todo lo que rodea a la jornada de trabajo (turnos, vacaciones, festivos trabajados, libranzas, absentismo, calendario, presencia…). Mejor explicado…. El empleado necesita conocer sus turnos de trabajo y su cuadrante con antelación suficiente y de forma actualizada para poder conciliar su vida personal con la laboral.  Cuando una persona no sabe si “le toca“ trabajar un sábado, domingo o festivo laboral con cierto margen su vida se complica. Pero ya no solo fines de semana o festivos, sino la libranza que le pueda corresponder entre semana. Porque ese día sus hijos tendrán que ir al colegio y ya estará todo organizado con los turnos conocidos por el trabajador.

Lo más probable es que para solventar esta falta de información digitalizada cada trabajador se instale una APP gratuita para poder trasladar su cuadrante según lo va conociendo, tendiendo que actualizar cada cambio que se produzca bien porque a él le interese, o a un compañero o porque la propia empresa decida realizarlo para adaptarlo al servicio. Este proceso, además de ser laborioso, puede provocar errores al traspasar toda la información.

Pero no nos centremos solo en acceder a la información, sino en poder interactuar con la empresa solicitando cambios sobre el cuadrante, porque si tengo una boda, un viaje, un bautizo, un cumpleaños, etc… y quiero cambiar mi turno, poder solicitarlo cuando desee y ver el cuadrante de mis compañeros para ver a  quien puedo cambiárselo es algo de valor incalculable para los empleados.

Y para estos empleados, que entran y salen del trabajo fichando sus entradas y salida e incluso sus horas extras, ¿no sería magnífico ver un resumen de fichajes  en tiempo real desde casa, en el móvil..?. Pero qué pasa si estoy enfermo y voy al médico, ¿no sería también magnifico notificarlo desde la propia consulta o si estoy en casa y no puedo levantarme de la cama desde el propio móvil?

De forma más concreta, vamos a enumerar algunas de estas características de nuestro portal del empleado, enfocadas a la “gestión del tiempo”:

  • Acceso en tiempo real a mi cuadrante de forma completa
  • Ver el cuadrante de mis compañeros para solicitar intercambios de turnos
  • Poder solicitar libranzas, cambios de turno y vacaciones
  • Ver los cambios y aprobaciones en tiempo real
  • Recibir notificaciones de cambio de estado de mis solicitudes (aprobada, registrada, denegada)
  • Poder fichar de forma remota si mi trabajo es itinerante de forma geolocalizada
  • Poder fichar desde casa si teletrabajo o no siempre estoy en la oficina
  • Acceso a un tablón de anuncios
  • Resumen y estadística de turnos y horas trabajadas y permisos con todo detalle
  • Detalle completo de las vacaciones: días solicitados, aprobados, disponibles
  • Mapa de calor de las vacaciones de los compañeros

 Como podemos darnos cuenta, todas estas funcionalidades no están incluidas en el portal del empleado “típico” de un software de nómina o RRHH. Son funcionalidades clave tanto para la empresa como para los empleados que trabajan a turnos. Gestionar el tiempo de trabajo, agilizar enormemente la comunicación y la gestión de cambios, y ofrecer una información esencial que evita una generación constante de consultas y solicitudes por parte de los empleados.

Por esta razón, cuando una empresa nos dice que ya tiene un portal del empleado le decimos que se lo piense dos veces y que analice de forma completa las funcionalidades que tiene VS las que necesita.

 

Adquirir un programa de cuadrantes de trabajo

Leyendo este post probablemente te sientas identificado y te veas reflejado en uno de los posibles escenarios existentes en tu empresa.

Partamos de la necesidad y situación inicial.

En tu empresa se trabaja a turnos y tienes que planificar a tu equipo de trabajo a través de un cuadrante. La alternativa rápida y que es el origen de todos es utilizar una hoja de cálculo. Poco a poco y si tienes un mínimo de volumen te das cuenta que el día a día te desborda y que no puedes hacer todo lo que necesitas. Empezarás a utilizar comentarios, celdas ocultas, una hoja para cambios otra para incidencias, otra que tenga vacaciones, etc… construyendo un castillo de naipes que se hace incontrolable, pero sobre todo con un esfuerzo titánico por tu parte.

Decides que esto no puede continuar y miras si hay aplicaciones de generación de cuadrantes y turnos de trabajo. A partir de aquí, encuentras alternativas y propones a la dirección (si tú no eres el dueño) valorar la compra.

Y aquí se abren tres escenarios:

a) La decisión depende de ti y puede que alguien más: Eres el dueño o la persona de RRHH / Producción / Organización y tu valoras en primer y último lugar la herramienta. La adquieres y la pones en marcha. Tu trabajo se simplifica y eres capaz de hacer mucho más y en menos tiempo. Muy común en Micro Pymes.

b) La decisión depende de varios departamentos y personas implicadas.

Esta situación es la más común y es la que más se repite (Pymes). La dirección encarga a una persona a analizar el mercado (“rastreador”) que buscar por Internet alternativas, hace consultas técnicas sobre el producto a distintos proveedores y también aproximaciones económicas para tantear por cuanto puede salir una solución de estas características para las necesidades requeridas.

A partir de aquí, el director general, director de producción – organización, dirección de sistemas-informática, dirección de RRHH, director financiero (no siempre) y mandos técnicos intermedios se disponen a ver demos de las distintas opciones.
Aquí cada uno expone y valora sus necesidades propias o que directamente le afectan en el desempeño de sus funciones. El equipo de RRHH le preocupa el absentismo, los contratos, normativa legal,… la parte de producción valora la gestión de los turnos a cubrir, generación del cuadrante, festivos, la demanda de personal, las vacaciones de personal .Desde IT se valora la seguridad, la integridad y disponibilidad de la información e infraestructura, soporte y posibilidad de exportación-importación-interconexión. Y por último la dirección general y financiera que se basa en el consenso entre las partes y la propuesta económica. En muchos casos, existe un director o jefe de proyecto que coordina todas estas áreas, demos, reuniones y recopilación de información.

c) La decisión es “corporativa”

Cuando se entra en gran empresa partimos de la situación b), pero con decisiones mucho más lentas y complejas. En esencia es como la situación b) pero todo más complicado.

Cada decisión tomada es trascendental, nadie quiere tomar una decisión equivocada y por supuesto nadie quiere dejarse ningún requisito, demanda o necesidad por su parte. Todo el mundo anda con pies de plomo.

Una de las principales diferencias sumadas a las existentes en b)  es la integración con el entorno actual, importaciones de datos, interconexión, integración con terceros, tiempos de implantación, nivel de soporte y por supuesto el importe del proyecto.

Los procesos de adquisición se hacen muy lentos por la alta trascendencia e impacto cuando se apuesta por el cambio o implantación de un software que impacta en distintas áreas y sobre todo que afecta directamente a las personas. Estas, con el recurso más crítico de las empresas y condicionan directamente el servicio o producto que se ofrece.

Nuestra recomendación es nunca perder el foco y el origen del problema que es la generación del cuadrante y la gestión de turnos de trabajo. De nada sirven muchas funcionalidades añadidas al producto si la generación del cuadrante no es óptima. ¿De qué me sirve llevar datos a nómina si el producto no lo gestiona correctamente?, ¿de qué nos sirve sincronizar con un reloj de fichajes, si no me ofrece la información necesaria para el control total del absentismo?, ¿de qué me sirve analizar costes en un cuadrante mal calculado? … y así un largo etc.

Nuestra recomendación es centrarse en el origen del problema y su solución, así como la experiencia y equipo humano que hay detrás.  A partir de aquí evaluemos lo demás.

Si has vivido o vives otra situación y nos la quieres contar, contacta con nosotros en www.pgplanning.es/contacto

Como medir el absentismo laboral

A medida que la economía mejora, se genera más empleo y hay mayor contratación, los niveles de absentismo crecen en las empresas.  De igual manera cuando hay crisis y se disparan despidos, cierres y suspensiones de pagos el absentismo disminuye radicalmente.

Podemos leer noticias recientes en las que los niveles de absentismo han crecido a niveles de 2009.  Se indica en algunos medios  que “El absentismo laboral causado por bajas por enfermedad y por otros motivos se ha disparado alrededor de un 50% desde los niveles mínimos registrados durante la crisis y ha alcanzado el pico más alto desde el 2009. LLegan a una media de 4,99 horas al mes por empleado”.

Estas horas, se traducen en indisponibilidad, baja de la productividad y aumento de costes. El análisis de las causas de este absentismo son muy diversas en cada empresa pero podríamos resumir las principales: exceso de horas de trabajo, horarios complicados, mal ambiente laboral,  falta de reconocimiento, mala conciliación, falta de apoyo de los compañeros, insatisfacción vinculada a la remuneración, no tener las mejores condiciones de trabajo y un largo etc… que no es fácil ni sencillo de resumir, y por supuesto de solucionar.

Lo que si es cierto es que la realidad muestra que estos niveles son crecientes y las empresas no disponen de herramientas, métricas acertadas, ni de una correcta gestión de este absentismo.

En primer lugar, una empresa debe definir correctamente cuales son los motivos, incidencias o tipos de absentismo que quiere medir y registrar de forma personalizada.  Para ello debe haber un consenso en la definición de cada incidencia o absentismo a medir, si computa o no, si es retribuible, si es recuperable, si suma horas a la jornada, si las resta, etc… Y todo ello definido en un entorno que permita ajustar estos absentismos y hacerlos visibles en la gestión conjunta del personal.

De qué sirve tener esas incidencias “apuntadas” en un Excel, si nuestro sistema de control de presencia o control horario no dispone de esas incidencias y por tanto no registra directamente estas métricas. También sucede que los turnos de trabajo no están definidos en estos dispositivos de control horario, porque el cuadrante está “desconectado” de lo demás. Ya no hablamos de la posibilidad de un fichaje móvil, que permita registrar y transmitir la salida en tiempo real del médico, con una completa exactitud en el registro de tiempos. Y también podemos tenerlas perfectamente definidas en nuestro software de nóminas, pero como y de qué manera alimentamos esos valores.

Desde que iniciamos nuestra andadura en PGPlanning, el control del absentismo ha formado parte de nuestro desarrollo y del corazón del producto. Todo es un conjunto integrado. Si defino un absentismo, decido si el empleado puede registrarla desde el portal, si la hago visible en la Tablet/móvil para el control de presencia o si por el contrario solo es visible por el administrador al registrar esa incidencia en el sistema. La integración de turnos de trabajo- cuadrante con el control de presencia – control horario, vacaciones – calendario laboral,  así como la definición única de absentismo para todo el conjunto, permiten obtener estadísticas y registros fiables en tiempo real, desde un único entorno y de forma centralizada.

Si te preocupa el absentismo de tu empresa, no sabes cómo medirlo y buscas una solución que te permita hacerlo de forma cómoda, ágil y fiable, no dejes de contactar con nosotros.

Fichar desde el móvil

Hoy,  la tecnología móvil forma parte de nuestras vidas, ha cambiado la forma de relacionarse y está cambiando nuestra forma de trabajar. Todos recordamos cuando empezaron a comercializarse los teléfonos móviles y como a día de hoy se han convertido en un dispositivo casi imprescindible para cualquier persona. Es indiscutible su uso, desarrollo e implantación en todos los ámbitos y sectores tanto en lo personal como en lo profesional.

Cada vez son más los sectores empresariales que se suman a una digitalización de sus procesos, siendo protagonista el empleado con su móvil o Smartphone. La multitud de posibilidades que se abren en el mundo empresarial y profesional son infinitas y cada empresa va incorporando esta digitalización en la medida de sus posibilidades.

Una de ellas, es utilizar nuestro teléfono como terminal de fichaje móvil. Una utilidad impensable hasta hace muy poco tiempo y que da respuesta a las necesidades de control horario y presencia que se demandan legalmente y que necesitan las organizaciones.

El avance de la cobertura móvil, el GPS integrado en el terminal, las redes de datos disponibles y velocidad de las conexiones nos permiten avanzar en este tipo de usos y aplicaciones.

Multitud de empresas trabajan con repartidores, transportistas, camioneros, gruistas, consultores, gente desplazada y un sinfín de trabajadores que no se encuentran en su lugar de trabajo. ¿Cómo registrar el inicio o fin de la jornada si no están en la oficina? La mejor opción es sin duda fichar desde su propio terminal móvil. Con su usuario y contraseña podrá identificar y transmitir su inicio de jornada, incidencias, descansos, incidencias de trabajo o permisos laborales. Todo desde su terminal, con unas simples pulsaciones, desde cualquier lugar.

De esta manera, el trabajador registrará sus tramos horarios de trabajo y la empresa en tiempo real podrá saber, donde y cuando se realiza cada acción.

Esta es una de las infinitas posibilidades que permiten los nuevos Smartphone, las redes de datos y soluciones móviles como PGPlanning | PGtime

Vacaciones no disfrutadas y adelantadas

La gestión de las vacaciones es un delicado proceso en las empresas con múltiples factores a tener en cuenta y especialmente en aquellas empresas con un alto número de trabajadores. Si estos trabajan a turnos, puede complicarse aún más.  Las políticas y restricciones ligadas a la solicitud y disfrute de las vacaciones son muy diversas y cada empresa maneja las suyas propias: desde peticiones de días sueltos a semanas completas, periodos de solicitud restringidos o periodos de disfrute obligatorios.

Pero curiosamente cuando llega final de año hay dos factores que en muchas empresas son comunes y que suponen un gran número de consultas a nuestro departamento de soporte y preventa de PGPlanning.

Veamos dos de las situaciones existentes en este cambio de año 2017-2018.

Vacaciones adelantadas: Muchas personas solicitan vacaciones de Navidad en diciembre, con su saldo de vacaciones del año 2017, pero estas se extienden a Enero de 2018. Y ante esta situación se abren dos nuevos escenarios.

 Todas las vacaciones tienen saldo de vacaciones de 2017, pero se disfrutan en 2018 o por el contrario no se tenía saldo de vacaciones en 2017, pero se permite disfrutar y gastar días de vacaciones del saldo de 2018.

Estas situaciones nos obligan a gestionar los saldos, solicitudes y aprobaciones de forma individualizada y completa para llevar una estadística fiable de cada trabajador.

Vacaciones no disfrutadas:  Esta situación es muy típica en las empresas en sus dos vertientes, las que no permiten arrastrar vacaciones de un año para otro porque obligan a ser disfrutadas y las que sí lo permiten y suman el saldo de vacaciones no disfrutadas al saldo del año siguiente.  En el segundo caso, evidentemente hay que llevar la gestión de esos días y arrastrarlos al nuevo año de forma ordenada y controlada.

Éste es solo uno de los procesos de gestión que aparecen en las empresas cuando finaliza el año y que al obtener la estadística del empleado surge inevitablemente.

Vemos que hay programas de turnos y cuadrantes que no permiten esta gestión y como clientes potenciales nos preguntan por estas cuestiones.

Si a esta problemática le unimos la casuística individualizada de cada trabajador, con contratos parciales, media jornada, horas, etc… ¿cómo es posible gestionarlo fuera de tu programa de generación de cuadrantes? La generación del cuadrante y los turnos están directamente relacionados con los días de trabajo, vacaciones y días de descanso con lo que es crítico gestionarlo de manera unificada si deseamos una planificación válida.

Planificación de turnos VS Realidad

Llegamos al final del año, hacemos balance. Analizamos resultados, informes y estadísticas. Cuando comenzamos el año o nuestro periodo de planificación verificamos que las horas no excedan las estipuladas en el convenio, que no se violen los descansos marcados, fines de semana consecutivos, y un largo etcétera de reglas y condiciones que condicionan nuestro resultado final. Buscamos la mejor solución posible y la aplicamos.

Ahora bien, el día a día en cada empresa y sus empleados es un mundo cambiante al que hay adaptarse permanentemente. Esto quiere decir, que hay cambios que nos modifican y alteran nuestra planificación inicial. Desde bajas médicas, permisos retribuidos, días libres,  intercambios de turno…. Cada cambio debe ser analizado para que tenga el menor impacto posible y sobre todo, no viole la demanda de personal necesaria para ofrecer el servicio.

Estos cambios se van acumulando y varían igualmente la estadística personal de cada trabajador, que al final de nuestro periodo de planificación analizamos. La realidad sobre lo planificado es sorprendente en muchos casos y en las muchas variables que componen esa estadística del trabajador.

Fines de semana trabajados, festivos, noches, horas nocturnas, domingos, horas extra, turnos de mañana, turnos de tarde, turnos de noche, bajas, vacaciones… Todo conforma una estadística única para cada persona.  Pero obtener esta estadística no es tarea fácil en muchas empresas. Obtener datos actualizados, en tiempo real, fiables y que registren todos los cambios e incidencias acontecidas sobre la planificación cada día es algo impensable en muchas empresas. Datos disgregados, incompletos, sesgados o simplemente no registrados hacen que esta estadística valga para muy poco.

Y si ya queremos incluir los datos reales de control de presencia con tiempos efectivos, incidencias, entradas y salidas, ya es un completo imposible. La pobre integración de sistemas tradicionales de control de presencia, la simplicidad de los datos que ofrecen y la falta de información alimentan aún más esa estadística incompleta o inexistente. Esta es una situación muy extendida, ya que la gestion de turnos – cuadrante, las gestión de vacaciones y el control de presencia se encuentran disgregados.

En PGPlanning trabajamos en un entorno plenamente unificado, con datos actualizados en tiempo real, con empleados que interactúan y alimentan su propia estadística. Por supuesto, de forma fiable y segura, generándose en cualquier momento y desde cualquier lugar.

La información es poder y tenerla accesible en todo momento de una forma completa y fiable hacen que PGPlanning ofrezca a nuestros clientes información estratégica sobre su planificación ,empresa y empleados.

Fin del 2017 y Feliz Navidad

Hemos cumplido un año más. Seguimos aquí, creciendo, innovando, desarrollando, conociendo y aprendiendo. Es una enorme satisfacción ver todo el camino que hemos recorrido desde la nada, desde un papel en blanco, desde una idea, un proyecto. Hoy todo es una realidad y muchas  dificultades las vamos dejando atrás. 

PGPlanning ha experimentado este año un gran crecimiento tanto en número de clientes como en funcionalidad. Ya son miles de empleados los que disponen de un mejor cuadrante que les permite una mejor vida personal y cientos de empresas que han mejorado sustancialmente su planificación de personas, una mejora en sus procesos y su gestión diaria. En definitiva, una verdadera ayuda y mejora para todos, ante una problemática presente en infinidad de sectores y comúnmente muy mal resuelta.

Este año vendremos cargados de importantes mejoras en el producto, que os iremos contando a lo largo de este 2018, pero estamos seguros que os van a sorprender y satisfacer a muchos de vosotros.

Desde nuestros inicios, evolucionamos en tecnología, servicio, conocimiento, capacidad, gestión… todo es evolución permanente que trasladados a nuestro trabajo diario. Este crecimiento se le debemos al enorme talento y esfuerzo del equipo de PGPlanning que hoy ha convertido en realidad lo que era un sueño. Sin olvidar, por supuesto,  a nuestros clientes,  clientes potenciales de una demo, amigos, compañeros, y a todo el que nos enseña cada día a mejorar.

Si hay algo que no hemos perdido y no queremos perder es nuestra ilusión. Nuestra ilusión por seguir evolucionando y mejorando cada día,  como personas, como empresa y como no, nuestro producto.  Esa ilusión que nos ha traído hasta aquí.

A todos, os damos las GRACIAS.  Gracias por apoyarnos, por contratar y renovar nuestro producto anualmente, por pedirnos nuevas funcionalidades, por enseñarnos vuestro conocimiento, por aprender de vuestro sector y experiencia. PGPlanning es hoy lo que es gracias a vuestro apoyo y confianza.

Por nuestra parte seguiremos trabajando muy duro para vosotros, para que podáis seguir disfrutando de PGPlanning, el mejor programa de generación de cuadrantes y turnos de trabajo del mercado. Sin mentiras, sin calculadoras de turnos que apenas hacen nada, sin trucos, sin ofrecer un Excel “pintado” en una página web.  Y todo lo haremos trabajando con la mejor tecnología, con el mejor equipo humano y recursos a nuestro alcance para que vuestro día a día, vuestro trabajo y sobre todo, para que la vida y conciliación de las personas sea la mejor posible año tras año.

Todos los que hacemos PGPlanning os deseamos una Feliz Navidad y un próspero año 2018. Y como mañana se celebra el sorteo de Navidad, por supuesto muchísima suerte.

De nuevo, GRACIAS A TODOS.

Planificar vacaciones de Navidad y turnos de trabajo

Vacaciones, palabra que trae de cabeza a todo el mundo. Unos porque las disfrutan, otros porque no pueden, unos porque ya las han disfrutado, otros porque no se las conceden, y un largo etc…
Curiosa y lógicamente las vacaciones de unas personas con las de otras no tienen nada que ver. Normalmente el entorno, el sector y actividad de la empresa marcan los periodos de trabajo que condicionan directamente las fechas en las que se conceden las vacaciones.
Entramos en Navidad, y mientras que en muchos sectores se detiene la producción parando y cerrando las fábricas hasta enero, en otros la actividad es frenética aumentando la contratación, horarios y servicio, como es el sector de la alimentación o el comercio.

Cada empresa tiene una necesidad que condiciona de forma directa cuando se conceden o no las vacaciones.

En periodos vacacionales, si no se sustituyen a los empleados y son los propios compañeros los que cubren las vacaciones de los otros, se trabajan más horas, a veces sin días de descanso, trabajando sábados, domingos e incluso festivos. Es importante, tener el cómputo de todas estas variaciones sobre el horario “estándar”.

En estas condiciones cuando la demanda de personal es crítica y aumenta es necesario poder gestionar estas demandas tanto en periodos “cresta” como en periodos “valle”.Pero si tu empresa no está entre las que cierra, pero tampoco es de las tiene un fuerte incremento de actividad, debes poder gestionar tus solicitudes de vacaciones sin que impacte en tu servicio o demanda de personal.

En PGPlanning, nuestros clientes ya disfrutan de todas las opciones:

• Ajuste de demanda de personal por periodo o días concretos tanto por habilidad del empleado, como ubicación, departamento etc… analizando si se cubren esas necesidades antes de comunicar los turnos y cuadrantes.

• Tenemos nuestra planificación creada con las necesidades cubiertas y el personal asignado con sus turnos, pero llegan solicitudes de vacaciones por parte del empleado. Poder previsualizar el impacto antes de la aceptación de esas vacaciones, así como proponer sustitutos, e incluso opciones de qué hacer con los turnos de ese empleado con otros compañeros (transferir, intercambiar, sobrescribir).

Una completa gestión de vacaciones que conjuga las necesidades de personal de la empresa y el empleado, plenamente integrado con el cuadrante de personal y las reglas de juego como: convenio, días de descanso, fines de semana, contrato…

Tanto si eres de los que en Navidad no descansa, como de los que sí, tenemos nuestra solución esperándote. ¡Feliz Navidad!

Planificación de pilotos y sus vacaciones en las aerolíneas

Últimamente nos vemos sorprendidos leyendo noticias de como compañías aéreas tienen que cancelar de forma masiva cientos de vuelos para poder hacer frente a la escasez de pilotos. Esta falta de pilotos se achaca a una falta de planificación ligada a la gestión de vacaciones.

Parece ser que por un lado la demanda de personal necesaria si debería estar establecida correctamente, pero otro lado la gestión de vacaciones ha  podido romper esa demanda de personal y turnos de trabajo necesarios, quedando el cuadrante “vacío” de pilotos en los días que los vuelos se encuentran planificados.

Ayer leímos la noticia de American Airlines, aerolínea americana en la que según se relata en la noticia, el sistema habría asignado “automáticamente” las vacaciones a los pilotos, quedando infinidad de vuelos sin cubrir:

https://elpais.com/economia/2017/11/30/actualidad/1512051512_365569.html

Y por supuesto la tan conocida noticia que saltó a la luz con la falta de pilotos en Ryanair en Septiembre de 2017, y la cancelación de vuelos que ha supuesto hasta marzo de 2018.

https://elpais.com/economia/2017/09/27/actualidad/1506513676_593118.html

Planificar es nuestro día a día. Analizamos y trabajamos con multitud de empresas en muy diversos sectores. Es más, alguno de nuestros clientes es una conocida aerolínea española.  Para todas estas planificaciones, evidentemente utilizamos nuestra herramienta de planificación PGPlanning, que nos permite analizar la demanda de personal, tanto antes como después de planificar.

¿Y cómo lo hacemos?

Le decimos a nuestra planificador, qué personas necesitamos, con qué habilidad, en qué ubicación y en qué fecha o periodo. Y todo esto ¿para qué?, sencillo: para que todos los días que yo esté planificando queden cubiertos con el personal que demando. Por supuesto, si no tengo personal para cubrir mi demanda el sistema me lo mostrará antes y durante la planificación.  Y esto no solo para una semana, mes, trimestre o cuatrimestre, sino un año completo a planificar.

Muy bien, ya he planificado.

Ahora bien, puede que lo haya hecho incluyendo previamente las vacaciones o por el contrario planificar y luego asignarlas. Aquí es donde puedo “romper” mi demanda de personal, no satisfacer las demandas de servicio definidas, y por tanto, tener que cancelar vuelos. No obstante este tipo de planificación muchas veces es inevitable y necesario.

Dicho lo cual, para evitar llegar a situaciones como esta, nuestro sistema permite previsualizar el impacto de una solicitud de vacaciones antes de ser aceptada, viendo en todo momento como quedará mi demanda si acepto esa solicitud.  Y no solo esto, si tengo que aceptarlo me sugerirá un sustituto disponible (pívot, backup, disponibles, correturnos…), si quiero traspasar el turno a otra persona, etc, etc… para intentar cubrir ese hueco y nunca dejar el servicio al descubierto. En otros sectores, una ausencia, puede asumirse con otro compañero o simplemente dar el servicio con una persona menos, pero cuando hablamos de un avión, si no hay piloto no despega.

Planificar personas es complejo, y hacerlo sin un control adecuado como: una asignación automática de vacaciones, romper la demanda y no previsualizar el impacto antes de realizar un cambio, una solicitud de libranza ó una baja, puede llevarnos a situaciones tan indeseables, complejas y delicadas como estas que hemos conocido en las aerolíneas.

Negociar cuadrantes de personal y turnos de trabajo

En cualquier empresa, organismo o colectivo es difícil acordar y consensuar un cuadrante de turnos de trabajo a realizar por los empleados.

Las distintas variables que intervienen para pactar y negociar un cuadrante son muy diversas pero normalmente se agrupan en tres bloques. Las variables que identifica la empresa, las que marcan los empleados y las reglas de mutuo cumplimiento, que son las legales.

Esta “batalla” normalmente se libra en mesas de negociación sindical, comités de empresa, juntas de negociación, comités sindicales, o cualquier otra denominación que no deja de ser una negociación entre empresa y trabajadores y sindicatos.

Estas negociaciones son complejas por distintos intereses contrapuestos y por los factores marcados entre las partes, pero sobre todo por la complejidad de mostrar de una forma evidente, clara y justificable las soluciones propuestas. Es común decir por una parte que se necesita más plantilla para cubrir la demanda de turnos exigida, que puede cubrirse la demanda trabajando un fin de semana menos, que si se trabajan X días consecutivos y se libran Y seguidos es mejor para todos, etc, etc. Multitud de afirmaciones y propuestas que requieren de una justificación demostrable y tangible.

No es ni la primera vez ni la última que nos contratan para ofrecer soluciones y alternativas válidas a problemas planteados o a la solución actual de planificación en una empresa.

Por un lado, se nos contrata por nuestro conocimiento en planificación como una tercera parte y por otro por nuestra herramienta que es capaz de ofrecer alternativas óptimas y validas balanceando las variables de ambas partes.

Tanto para la empresa como para los trabajadores es de gran valor, que por parte de un tercero pueda ofrecerse de una forma visual, analítica y demostrable qué soluciones son factibles y cuáles no, si hay un exceso o defecto de personal real para la demanda establecida, si es viable ciertas libranzas, días consecutivos de trabajo o de descansos, vacaciones, y un gran número de condicionantes que nuestro motor de cálculo evalúa y pondera para conseguir las mejores soluciones posibles. Por supuesto, sin olvidar todos los parámetros legales como las horas de convenio anuales, descansos por turno, nocturnidad, libranzas,…

Y esta situación se repite en infinidad de empresas de multitud de sectores: Fabricación, servicios de emergencias 112, alquileres de vehículos, sector sanitario, y un largo etcétera.

Cada día notamos más la preocupación por las compañías en mejorar los cuadrantes laborales y los turnos de trabajo de los empleados. No solo cuando hay conflictos o solicitud de los sindicatos o trabajadores, sino para mejorar las condiciones de las personas. Y no será la primera vez ni la última que las empresas clientes contratan más personal para que todo el conjunto pueda tener un mayor número de fines de semana de libranza, por ejemplo.

Estamos encantados de ayudar a empresas y personas a encontrar soluciones a sus problemas, porque hoy es posible encontrar distintas opciones a planificaciones heredadas o pactadas con una pobre justificación que no satisfacen a nadie.

Encontrar alternativas a tus cuadrantes de personal y turnos de trabajo, es posible.