Como medir el absentismo laboral

A medida que la economía mejora, se genera más empleo y hay mayor contratación, los niveles de absentismo crecen en las empresas.  De igual manera cuando hay crisis y se disparan despidos, cierres y suspensiones de pagos el absentismo disminuye radicalmente.

Podemos leer noticias recientes en las que los niveles de absentismo han crecido a niveles de 2009.  Se indica en algunos medios  que “El absentismo laboral causado por bajas por enfermedad y por otros motivos se ha disparado alrededor de un 50% desde los niveles mínimos registrados durante la crisis y ha alcanzado el pico más alto desde el 2009. LLegan a una media de 4,99 horas al mes por empleado”.

Estas horas, se traducen en indisponibilidad, baja de la productividad y aumento de costes. El análisis de las causas de este absentismo son muy diversas en cada empresa pero podríamos resumir las principales: exceso de horas de trabajo, horarios complicados, mal ambiente laboral,  falta de reconocimiento, mala conciliación, falta de apoyo de los compañeros, insatisfacción vinculada a la remuneración, no tener las mejores condiciones de trabajo y un largo etc… que no es fácil ni sencillo de resumir, y por supuesto de solucionar.

Lo que si es cierto es que la realidad muestra que estos niveles son crecientes y las empresas no disponen de herramientas, métricas acertadas, ni de una correcta gestión de este absentismo.

En primer lugar, una empresa debe definir correctamente cuales son los motivos, incidencias o tipos de absentismo que quiere medir y registrar de forma personalizada.  Para ello debe haber un consenso en la definición de cada incidencia o absentismo a medir, si computa o no, si es retribuible, si es recuperable, si suma horas a la jornada, si las resta, etc… Y todo ello definido en un entorno que permita ajustar estos absentismos y hacerlos visibles en la gestión conjunta del personal.

De qué sirve tener esas incidencias “apuntadas” en un Excel, si nuestro sistema de control de presencia o control horario no dispone de esas incidencias y por tanto no registra directamente estas métricas. También sucede que los turnos de trabajo no están definidos en estos dispositivos de control horario, porque el cuadrante está “desconectado” de lo demás. Ya no hablamos de la posibilidad de un fichaje móvil, que permita registrar y transmitir la salida en tiempo real del médico, con una completa exactitud en el registro de tiempos. Y también podemos tenerlas perfectamente definidas en nuestro software de nóminas, pero como y de qué manera alimentamos esos valores.

Desde que iniciamos nuestra andadura en PGPlanning, el control del absentismo ha formado parte de nuestro desarrollo y del corazón del producto. Todo es un conjunto integrado. Si defino un absentismo, decido si el empleado puede registrarla desde el portal, si la hago visible en la Tablet/móvil para el control de presencia o si por el contrario solo es visible por el administrador al registrar esa incidencia en el sistema. La integración de turnos de trabajo- cuadrante con el control de presencia – control horario, vacaciones – calendario laboral,  así como la definición única de absentismo para todo el conjunto, permiten obtener estadísticas y registros fiables en tiempo real, desde un único entorno y de forma centralizada.

Si te preocupa el absentismo de tu empresa, no sabes cómo medirlo y buscas una solución que te permita hacerlo de forma cómoda, ágil y fiable, no dejes de contactar con nosotros.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *