Como hacer un cuadrante de turnos rotativos

Esta es la eterna cuestión para las personas que planifican personas a turnos y que prefieren que tengan un patrón, ciclo, rueda, escalera,… distinto argot dependiendo del sector, pero en el fondo, una misma cosa: una serie de turnos consecutivos de una duración determinada, fija y estable.

Hay patrones de muchos tipos.

Los más óptimos son aquellos que se comparten entre varios empleados, que tienen la misma duración que el número de empleados o un divisor de este número (para poder hacer grupos) y que permiten a la empresa tener cubierta la demanda de personal para cada día de la semana y cada turno.

Para poder aplicar esta modalidad, las personas tienen que tener la misma semana laboral, las mismas habilidades y la posibilidad de hacer todos los turnos que están incluidos en el patrón.Por ejemplo, si una persona no hace noches, no podrá compartir ciclo con personas que hacen mañanas, tardes y noches porque cuando la corresponda hacer la noche, o bien siempre hace otro turno (con lo cual el número de personas en este turno de noche disminuye mientras que en el otro turno aumenta) o bien en cada ocasión tendrá que estar pendiente de hacer un cambio de turno con un compañero para tener la demanda de personal cubierta.

Lo mejor de este tipo de patrones es que son idénticos para todos los que lo tienen asignado, son equitativos y permiten a la persona que planifica asegurarse de que su demanda está cubierta y de que se cumplen las reglas establecidas por la empresa y por sus trabajadores: días de libranza, horas entre turno y turno, máximos y mínimos días de trabajo consecutivos, máximos y mínimos días libres,…

En el caso de que todas las personas no puedan hacer todos los turnos, o que alguna no trabaje algún día de la semana por distintos motivos, no podrá compartir turnos con los compañeros que tienen distintas condiciones.

Hay patrones que están definidos para cada persona y que entre varias consiguen cubrir los distintos turnos, conjugando todos a la vez. Esto suele utilizarse por ejemplo cuando el horario de los fines de semana es distinto y se turnan entre varios para cubrirlo.

En definitiva, para hacer un cuadrante de turnos rotativos es imprescindible tener en cuenta:

  • Las necesidades de personal por turno de cada día de la semana y cada época del año
  • Las posibilidades de realización de turnos de los empleados
  • Las reglas que no se pueden infringir a la hora de construir un ciclo y aquellas que aun no siendo necesario que se cumplan, darían un valor añadido a esa secuencia de turnos.

¿Qué ocurre si mi demanda de personal no es la misma durante todo el año?

Lo primero que hay que hacer es establecer las distintas épocas del año y saber diferenciar cuál es la demanda para cada una de ellas.

Lo siguiente es buscar un patrón para cada una de las épocas y concatenarlos en el tiempo para tener así nuestro ‘Metapatrón’ que dará respuesta a las necesidades anuales.

Con PGPlanning podemos ayudarte a conseguir que tus personas estén planificadas, cubran la demanda, tengan sus descansos pertinentes y tengan conocimiento con antelación de su cuadrante.

Visita nuestros videos en https://www.pgplanning.es/es/pgplanningtv y contacta con nosotros en https://www.pgplanning.es/es/contacto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *