Despedimos 2019. Feliz Navidad y Bienvenido 2020

Parece ayer cuando escribíamos este post en 2018, ya estamos de nuevo inmersos en fechas navideñas y en estos tiempos tan entrañables.

El año 2019, ha sido frenético (creíamos que 2018 lo fue, pero este lo ha superado con creces), en especial por el cambio legal en relación al registro de la jornada laboral.  

El registro horario de la jornada se torna en obligatorio para todas las empresas siendo incluido en el estatuto general de los trabajadores.  Una modificación legal que pilló por sorpresa a muchos y que provocó una avalancha de peticiones, de solicitudes de información, llamadas y consultas, todas ellas con un denominador común:
El desconocimiento. Términos y dudas como “el trabajo efectivo”, si un descanso se tiene que fichar, si el tiempo de entrada o desplazamientos internos computa como tiempo trabajado, si deben fichar o no los mandos intermedios, trabajadores móviles, llenaban conversaciones telefónicas y correos electrónicos.

Esta situación provocó que cientos de empresas sacaran todo tipo de aplicaciones para llevar a cabo este registro de la noche a la mañana, algo similar a lo que ocurrió en el mercado cuando apareció la ley de protección de datos y su posterior regulación europea con el RGPD de 2018. A río revuelto, ganancia de “piratas”. Multitud de llamadas de telemarketing usando el miedo y sanciones como bandera para vender
un producto a toda costa, aun sabiendo que es incompleto, ineficaz y que no permite reflejar las obligaciones necesarias ante una inspección de trabajo.

Esta modificación legal del registro de la jornada es especialmente sensible en el trabajo a turnos de empresas y trabajadores, ya que permite destapar en una posible inspección otras muchas obligaciones que pueden no cumplirse como excesos de jornada semanal/mensual, descansos mínimos entre turno y turno, descansos a cumplir dentro del mismo turno, días consecutivos de trabajo, etc…
Algo ingobernable e incontrolable en aplicaciones que simple y llanamente recogen entradas y salidas.

Todo esto provocó un boom e incertidumbre en un mercado inmaduro y desconocedor de las obligaciones, empezando por asesores laborales, pasando por las empresas y terminando en los trabajadores. Vamos viendo meses después, que el mercado va estabilizándose y cribando todas estas aplicaciones, buscando soluciones fiables y sostenibles.

Dejando atrás esta reflexión sobre el registro de la jornada laboral, hablemos de 2019 en su conjunto. Para PGPlanning, este año ha sido un hito en crecimiento de licencias, de personal y de producto. Un avance muy destacado en todos los ámbitos que nos hace afrontar 2020 con enorme ilusión e importantes proyectos.

Empresas de las más grandes y mejores del país ya trabajan con nosotros. Hemos ganando largos procesos de selección, hemos sido evaluados, examinados y probados, superando con éxito, pruebas no aptas para cualquier software. Estamos muy orgullosos, de poder estar entre los mejores con un producto desarrollado al 100% por nosotros, con 6 años de vida y sin ser apadrinados por ninguna multinacional del software. Nos hemos hecho un hueco en el mercado gracias al  desmesurado talento de un equipo humano, que con gran sacrificio y responsabilidad avanza sin parar, con dos objetivos alineados: Dar el mejor servicio a nuestros clientes y seguir desarrollando nuestra plataforma sin descanso, mucho más allá.

Este año hemos ampliado muchas licencias con clientes pequeños , medianos y enormes, todos ellos utilizando la misma plataforma y aprovechándose los unos y los otros de las aportaciones contantes de todos y cada uno de nuestros clientes.

Tenemos que volver a recalcar nuestra satisfacción al ver como un producto que construimos desde una hoja en blanco, con unos ideales y expectativas, hoy se encuentra consolidado y presente en servicios tan críticos y relevantes como distintos servicios de emergencias 112, urgencias sanitarias, hospitales, fábricas muy relevantes, policía, servicios de seguridad privada, ayuntamientos, aerolíneas, servicios aeroportuarios, sector energético y otros muchos.  Por supuesto, sin olvidar el sector asistencial y residencial en el que seguimos apoyando a esos directores desbordados en su día a día con la gestión de cuadrantes y sus trabajadores, permitiéndoles una mejor conciliación laboral – personal.

Al igual que otros años seguimos con esa sensación de insatisfacción permanente en el desarrollo del producto. Tenemos más recursos, más experiencia, más conocimiento, pero  siempre hay más y más funcionalidades por desarrollar. Continuamos con nuestra  responsabilidad constante de evolucionar el producto.

Para finalizar, queremos dar las gracias a todas las nuevas personas que han depositado su confianza en nosotros este año  y  a todos aquellos que han contactado con nosotros durante este 2019 aunque finalmente no se hayan convertido en clientes. También agradecer a los clientes que por diversas circunstancias ya no lo son o este año nos dejan (no siempre porque ellos quieran) y que esperamos un día volver a contar con vosotros.

Y por supuesto, como no puede ser de otra manera, desearos una FELIZ NAVIDAD y un PRÓSPERO AÑO NUEVO 2020 de parte de todo el equipo de PGPlanning. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *