Cómo planificar personas que trabajan a turnos : Horarios y Cuadrantes

Ante clientes y mercados más exigentes, la planificación y dimensionamiento de nuestro equipo humano es una tarea subestimada en multitud de ocasiones.

Cuando hablamos de planificar personal solemos pensar en grandes empresas, servicios 24×7, grandes fábricas, hoteles, personal médico… un elevado número de personas, pero nada más lejos de la realidad. Planificar personas es un problema existente en múltiples negocios y entornos sea cual sea su tamaño.

Todas las empresas manejan multitud de variables que se conjugan entre ellas para poder realizar una planificación horaria y de turnos.  Veamos unos sencillos ejemplos:

Un pequeño taller mecánico tiene que organizar sus empleados, porque siempre debe haber X personas en su puesto (chapa, pintura, mecánica, electricidad…) y no es lo mismo que sea lunes por la mañana que un sábado, refuerzos en verano y navidades donde existen picos de trabajo y se disparan las visitas al taller.

Una pequeña tienda de ropa necesitará una persona en la caja, otra para atención al público y otra para acondicionar la ropa en sus ubicaciones.

Ambos negocios, aunque muy distintos manejan variables múltiples o comunes, como son la legislación, horarios, convenios, vacaciones anuales, permisos retribuidos, bajas, reducciones de jornada, etc. Las mismas variables, pero con menos recursos.

Y así hasta llegar a medianas empresas como una fábrica 24×7 o un Callcenter que atiende llamadas 24h al día durante 365 días al año, como puede ser un cliente que gestiona el servicio 112 o 061, como se nos da el caso.  Todas las empresas necesitan planificar sus equipos de trabajo y si el servicio está condicionado por las personas,
la planificación es crítica.

Toda planificación de equipos nace en la existencia de una persona para realizar un trabajo. A partir de esta base se suman las variables del espacio – tiempo. Cada persona debe encontrarse en un lugar, un día y en una franja horaria que podemos denominar turno o jornada laboral.

Pero sumadas a las variables que comentábamos anteriormente y en función de nuestro negocio y la prestación de nuestros servicios o productos, surgen distintas variables que condicionan completamente esa planificación como son:

Ubicación: No es lo mismo que una persona esté en un lugar u otro. Recordemos el taller, no es lo mismo una persona en cabina de pintura que en mecánica pura. En una fábrica, no es lo mismo una línea de producción que otra y así sucesivamente. 

Habilidades o Competencias: Cada persona, puede tener una habilidad o competencia dentro del desempeño de su trabajo y esta habilidad puede ser crítica en una cadena. Si la persona, no tiene esa habilidad, no puede completarse el servicio / línea de producción/ producto o simplemente la apertura de la tienda o negocio. Cada vez las empresas tienden más a dotar de habilidades comunes a todos los trabajadores, para evitar estas dependencias, pero en muchos sectores es muy complejo.

Contratos: Es común, que dentro de una empresa tengamos contratos a media jornada, por ejemplo, con lo que, si nuestro servicio demanda persona durante X
horas, deberemos tener en cuenta la combinación de personas para ese servicio, sin exceder las horas del contrato de ese trabajo.

Convenios: Similar a los contratos teniendo en cuenta no sobrepasar las horas anuales marcadas.

Descansos: Cuando se trabaja a turnos, existen descansos estipulados bien por convenio, por pactos u acuerdos que no permiten que un recurso, por ejemplo: doble turno, que trabaje una mañana después de una noche, no trabajar más de X días consecutivos, etc… 

Semana Laboral: Puede existir una semana laboral para cada ubicación o tienda que tenga en distintas comunidades autónomas o localidades.

Calendario laboral: Cada calendario laboral y más si trabajamos en distintas comunidades provincias y localidades, dispone de distintos festivos que hay que gestionar. Ya que, si una persona es de una localidad distinta a su lugar de trabajo, no vendrá a trabajar y si lo planifico en un cuadrante sin tenerlo en cuenta, ya tengo un problema.

Reducciones de jornadas, bajas, permisos retribuidos, etc…y así una gran multitud de variables que condicionan la viabilidad de una planificación. No solo en su obtención inicial sino en su posterior gestión diaria conforme van apareciendo distintas incidencias.

Registro de la jornada laboral: Obligatorio por ley. No solo hay que limitarse a recoger fichajes, sino a gestionarlos de forma conjunta a turnos asignados, contrato, horas planificadas…, incluyendo conceptos y variables como bolsas de horas y compensaciones que nos permitan ajustarnos a las horas de convenio anuales en función de las circunstancias del día a día.

Todas estas variables, en muchas ocasiones y en función del tamaño de la empresa son negociadas por trabajadores y empresas a través de comités de empresa, negociación sindical, etc… Por lo que, incluso teniendo una planificación valida, no siempre es adoptada por las partes, ante múltiples factores.  Hay que proponer distintas alternativas y justificar su planificación de una forma fundamentada y basada en las necesidades de la empresa por un lado y las demandas / derechos de los trabajadores por otra.

La realidad, es que las hojas de cálculo siguen siendo las “reinas” en multitud de empresas que planifican los turnos de trabajo. También es común asignar estas tareas de planificación a personas con escasa formación y experiencia sobre esta materia y sobre todo sin herramientas ni recursos que le ayuden a llevarlo a cabo, lo que hace una mezcla cuyo resultado es que las cosas no se han nada bien.

Si te encuentras identificado con este problema y quieres mejorar la planificación y gestión de tus empleados, equipo de trabajo o trasladar tu demanda de personal a un cuadrante, no dejes de contactar con nosotros a través de www.pgplanning.es/contacto

Si deseas ampliar información no dudes en contactarnos en www.pgplanning.es

¿Qué es WFM? Software WorkForce Management

En el entorno actual, las siglas, acrónimos y términos anglosajones se introducen en nuestro día a día. Muchos de vosotros os preguntaréis que significan estas siglas que aparecen en el ámbito de la planificación y gestión de recursos humanos.

Literalmente podríamos traducir WFM como: “Gestionar la fuerza de trabajo” o “Gestionar la fuerza laboral”. Este término se acuña en relación a un software de RRHH o planificación cuando nos permite llevar a cabo ciertas características, principalmente en relación al dimensionamiento, planificación, generación de cuadrantes y control diario.

Esta gestión de la fuerza de trabajo es aplicable a multitud de sectores. Se habla de soluciones WFM para Contact / Call Centers en muchas ocasiones, pero en nuestra opinión es extensible a multitud de servicios y sectores, que quedan condicionados
por la planificación de personas.

Principalmente un software WFM ofrece unas funcionalidades básicas que lo caracterizan en relación a la gestión de la fuerza laboral, tal y como traducíamos literalmente.

  • Demanda de Personal

    El sistema debe permitir la definición / ajuste / análisis de la demanda de personal que necesitamos para cubrir nuestro servicio. La demanda de personal puede ser fija, variable, por días, periodos y debemos poder gestionarlo.  

PGPlanning ofrece una funcionalidad completa para definir nuestra demanda de personal de forma anual, por periodos e incluso por días. Esta demanda queda definida por periodo, habilidad del empleado, ubicación en la que le necesitamos, convenio y más variables, lo que permite ser muy preciso en la definición de esta demanda.   

Imagen ejemplo de creación de una demanda de personal en PGPlanning.
  • Planificación de personal.

LO QUE TENEMOS VS LO QUE NECESITAMOS.

Aquí entra una de las características relevantes del software, ya que debemos definir toda la casuística de nuestro personal: horas, contratos, convenios, festivos, calendario laboral, festivos laborales, condiciones personales, turnos,  y un largo etcétera para que el planificador pueda analizar si es viable cubrir las demandas de personal con nuestros recursos. Si no tenemos suficientes recursos para cubrir la demanda, no podremos ofrecer el servicio. No siempre es fácil verlo y más cuando tienes múltiples ubicaciones, habilidades, roles, departamentos y la demanda queda condicionada por estas variables. Cuanto más grande es el periodo más difícil es planificar.

PGPlanning ofrece del mismo modo, un planificador completo. Podemos reflejar todas y cada una de las condiciones de todos nuestros empleados que sustentan la planificación.

  • Elaboración de cuadrantes y turnos de trabajo.  

Sería el siguiente paso a la planificación, muy especialmente en aquellas planificaciones que se trabaja a turnos o entornos de alta disponibilidad como son los 24×7 los 365 días del año.  La generación del cuadrante debe ofrecerse de forma integrada en la herramienta. Por supuesto, teniendo en cuenta todos los procesos anteriores y conjugando la mejor solución posible atendiendo a la demanda de personal a cubrir y la planificación de personas condicionadas por las variables existentes.

PGPlanning dispone de los motores de cálculo más avanzados del mercado para la generación de cuadrantes y turnos de trabajo. Una vez introducida la demanda de personal y todos los recursos que disponemos en el planificador, el motor comenzará a  buscar las mejores soluciones posibles a través de sus innovadores algoritmos. Tanto si tu problema se resuelve con un patrón, ciclo o escalera de turnos como si no se puede resolver a través de una de estas secuencias.
De nada sirven los pasos anteriores, si aquí no obtenemos una solución ajustada a la demanda y al planificador.

  • Control / Gestión / Análisis del trabajo diario

En esta característica se combinan múltiples funcionalidades que pueden ser aplicables en unos u otros software.  Podemos entender en esta funcionalidad como medir, evaluar y controlar los resultados de todo el trabajo previo realizado sobre el papel. Cotejar la realidad con la planificación.

Aquí podríamos incluir distintas funcionalidades que vas a encontrar en PGPlanning.

  • Control de la presencialidad y control horario que va desde un fichaje de entrada y salida, pasando por tareas controladas y fichadas por tramos horarios para medir la productividad.
    • Desglose y analítica de las horas trabajadas: Horas en festivos, horas nocturnas, horas en festivos, libranzas…
    • Control de incidencias, ausencias.
    • Métricas de bolsas de horas por empleado.
    • Automatización en la exportación de datos y conceptos que impactan mensualmente en la nómina.
    • Informes y cambios en tiempo real.
    • Cambios en tiempo real ante eventualidades, bajas.
    • Cambios e intercambios de turnos entre compañeros, previsualizando su impacto en la demanda antes de tomar la decisión.
    • Gestión de personal sustituto / externo.
    • Y un largo etc… de métricas y funcionalidades que componen un completo sistema de control, gestión y análisis de la fuerza de trabajo, de nuestro equipo humano.
    • Control completo del absentismo

Todas estas funcionalidades no solo cubren un departamento o área sino que implican a distintas partes de la empresa, desde planificación, producción, recursos humanos, y contabilidad , entre otros.

Esperamos que con este post, te hayamos acercado un poco más lo que significa un software WFM (Work Force Management). Probablemente si estás leyendo este artículo estés interesado en una solución de estas características y necesites implantarla en tu entorno de trabajo.

No dejes de consultarnos y solicitarnos información al respecto en https://www.pgplanning.es/es/contacto

Turno ecológico o turno antiestrés

En el trabajo a turnos, es muy común buscar un ciclo de turnos que mejore la conciliación, que provoque los mínimos cambios fisiológicos, que cambien lo mínimo posible nuestros ritmos circadianos, etc… , pero parece que no siempre se consigue. Es muy común que las personas no estén contentas con su planilla actual y buscan, preguntan, indagan, consultan… Y aquí aparece el ciclo o patrón «antiestrés» o «ecológico».

Muchos estudios denominan al patrón antiestrés o ecológico a un ciclo de turnos que sigue el siguiente patrón: M M T T N L L L, también hay otras variantes como: M M T T N N L L L L, y así distintas alternativas.  Lo que se pretenden es tener una rápida rotación de cada turno en la que se suceden uno, dos o tres días consecutivos del mismo turno. La rotación se establece entre los tres turnos– o cuatro o cinco días de trabajo diurno seguido de una o dos noches, en aquellas empresas donde la rotación se realiza únicamente entre dos turnos (M/N–T/N).

Por los estudios que se han llevado a cabo parece ser que durante periodos cortos en el mismo turno, el reloj biológico tiende a distorsionarse menos que cuando se trabajan semanas seguidas en turno de mañana, tarde o noche.

Estos ciclos o patrones tienen una duración que como podemos ver en los ejemplo serían de 8 o 10 días cada uno. Uno de sus inconvenientes más conocidos es que no coinciden con la semana de 7 días y siempre la rotación se irá moviendo de forma distinta a la semana natural.

Parece que el objetivo es claro, minimizar el impacto del trabajo a turnos sobre las personas. Pero, dicho esto, ¿es aplicable en mi empresa?, ¿porque unas empresas lo adoptan y otras no pueden o no quieren?

Es sencillo, porque el patrón o ciclo debe estar ajustado al número de personas que se dispone en la plantilla. Si no tienes un número suficiente de personas y éstas no se pueden cubrir/suplir unas a otras, ese patrón o ciclo no se puede aplicar.  Los turnos deben cubrir las exigencias y demandas exigidas por la empresa y ofrecer las mejores condiciones posibles a los trabajadores, pero desde nuestra opinión, adoptar un turno prefijado no es una buena solución. Cada empresa y  sus equipos de trabajo deben utilizar el patrón que mejor les encaje de manera personalizada.  ¿Qué pasa si una persona del equipo no puede hacer noches un día concreto? ¿Y si no hace tardes? Pues que un patrón como este no sirve.

Hay soluciones de patrones, que no tiene por qué ser fijadas, que no son trasladar un patrón ecológico o anti estrés. Las condiciones particulares cada vez más complejas, reducciones de jornada, contratos parciales, festivos locales (un trabajador puede trabajar en otra provincia y si queremos respetar su festivos…) y un largo etcétera.

El mejor ciclo de turnos no es un patrón establecido y ni siquiera un patrón cuando este no es posible. El mejor turno ecológico y antiestrés, es el que mejor se adapta a empresas y trabajadores, es un traje a medida para ambos, encontrando el equilibrio entre todos. Y lo mejor de todo, es que es posible encontrarlo.

Si has llegado hasta aquí buscando el mejor ciclo de turnos ecológico, te invitamos a buscar el mejor ciclo para ti y tu empresa.

Contáctanos en www.pgplanning.es/contacto

Calcular un cuadrante de personal: Reglas y restricciones

cuadrantes de personal

El cálculo de un cuadrante de personal, supone el manejo de múltiples variables a cuantificar para obtener un resultado. Ponderarlas y manejarlas todas en su medida supondrá obtener la mejor solución posible.

Estas variables se centran en tres grupos principales:

* Restricciones legales / convenios y pactos de empresa
* Condiciones personales
* Condiciones y restricciones de negocio

Todas deben evaluarse para obtener una solución adecuada a nuestras necesidades. En este post vamos a centrarnos en las reglas o restricciones que condicionan de manera directa la generación del cuadrante.

Existen productos que evalúan estas reglas una vez generado el cuadrante para posteriormente tener que modificarlo y hacer cambios sobre él, lo que supone modificar patrones o ciclos para adecuarlos a nuestra problemática. Cuando lo que necesitamos es generar un patrón o ciclo que cumpla  todas nuestras reglas o restricciones. En PGPlanning evaluamos todas estas restricciones para calcular automáticamente el cuadrante.

Las reglas y restricciones existentes, son comunes en muchas empresas, por lo que ofrecemos una batería de reglas y restricciones amplia para que las selecciones conforme a tus necesidades, pero no solo eso puedes valorarlas y darlas un peso según la importancia que tengan, así como definir si es una regla estricta “obligatoria” (que sea inviolable) o blanda  “deseada” (un deseo o preferencia).

Veamos una lista de algunas de las reglas y restricciones disponibles:

  • Asignaciones equilibradas
  • Fines de semana equilibrados
  • Asignación Única por día
  • Día libre por festivo trabajado
  • Asignación equitativa de tipos de turnos entre empleados
  • Turnos preferidos para el empleado
  • Ubicaciones preferidas para el empleado
  • Número Mínimo de Días de Trabajo Consecutivos
  • Número Máximo de Días de Trabajo Consecutivos
  • Número Mínimo de Días Libres Consecutivos
  • Número Máximo de Días Libres Consecutivos
  • Mínimo de horas de descanso después de un turno de noche
  • Mínimo de horas de descanso después de un turno NO de noche
  • Fines de Semana Completos
  • Turnos Idénticos Durante el Fin de Semana
  • Turnos alternativos en los fines de semana trabajados
  • Número Mínimo de Fines de Semana Trabajados Consecutivos
  • Número Máximo de Fines de Semana Trabajados Consecutivos
  • Número Mínimo de Fines de Semana Trabajados en un Mes
  • Número Máximo de Fines de Semana Trabajados en un Mes
  • No se puede hacer una Noche antes de un Fin de Semana Libre
  • Sin turno nocturno antes de vacaciones
  • Número mínimo de noches trabajadas
  • Número máximo de noches trabajadas
  • Noches consecutivas de trabajo (preferidas)
  • Número Mínimo de Días Libres después de una secuencia de turnos de Noche
  • Número Máximo de Días Libres después de una secuencia de turnos de Noche

Además de éstas reglas existen unas reglas especiales para los turnos de trabajo pudiendo así establecer el número mínimo y máximo de días trabajados del mismo turno y la distancia mínima y máxima que queremos tener entre ellos.

Estos son solo algunos ejemplos de reglas y restricciones, pero, ¿qué pasa si en tu negocio o con tus empleados habéis pactado una regla que no existe?

Pues que podrás construirla a medida con nuestro constructor de restricciones por ti mismo. Algunos ejemplos:

  • Si tarde no noche
  • Si tarde no mañana
  • Si noche no tarde
  • Si viernes tarde sábado tarde
  • Si viernes mañana sábado mañana

De esta manera podrás definirte todas necesidades e igualmente dar un peso según la importancia de cada una de ellas si así lo deseas y no son estrictas (obligatorias) sino preferencias (de deseo).

Además de todas estas restricciones comentadas, el validador siempre comprobará que hay suficiente personal para cumplir la demanda que solicitamos (ya que si no se cumple no nos dejará buscar una solución), que cumplimos con las horas establecidas en la ficha de cada empleado, e incluso podemos definir el nivel de asignación por días de la semana estableciendo por ejemplo que primero nos reparta todos los fines de semana y después todos los turnos de lunes a viernes, y que las reglas se cumplen, dándonos así diferentes cuadrantes donde nos irá mostrando aquellas reglas que no se estén cumpliendo para optimizar así el cuadrante.

Una vez generado el cuadrante podremos gestionar el absentismo personalizando cada una de las incidencias en cuanto al número mínimo o máximo de días que pueden solicitarse tanto a nivel de convenio como de empleado, pudiendo así personalizar a cada uno de ellos los límites.

Como ves, estas son solo algunas de las variables que puedes tener en cuenta agrupadas en reglas en restricciones o reglas, pero por supuesto hay muchas más como ya sabrás si has llegado hasta aquí: Calendario laboral, festivos, festivos laborables,  semana laboral, etc…, pero ya sabes que también lo podrás definir, para obtener la mejor solución posible.

Cuando un empleado solicite un cambio de turno, PGPlanning le propondrá aquellos empleados con los que puede realizar el intercambio de turno, podrá transferir el turno a los empleados que cumplan los criterios marcados e incluso podrá proponerle un intercambio entre ambos empleados con varias fechas donde se de la misma situación para que el empleado que sufre el cambio pueda devolvérselo al empleado que lo solicita, siempre con la validación del administrador.

¿Tienes dudas?, Consúltanos: https://www.pgplanning.es/es/contacto

Cuadrantes de turnos de trabajo «en la playa»

Estamos en pleno verano y muchos de los que estáis leyendo este post habéis disfrutado, estáis disfrutando, o en breve tendréis unos días de vacaciones. Es muy común que en esta época estival, una gran mayoría de personas tome unos días de descanso o un alto porcentaje de sus días de vacaciones anuales en este periodo.

Los turnos de trabajo, no tienen descanso. Lo que para uno son vacaciones, para otros es trabajo. Esto es así y será, ya que para que unos disfruten y sean atendidos (hoteles, playas, piscinas, bares, terrazas, eventos…) otros tienen que trabajar y casualmente con grandes picos de trabajo.

Incluso es común ver como hay sectores que solamente “abren en verano”. Hoy os traemos un caso real de un nuevo cliente que ha elegido PGPlanning sobre todas las alternativas que veía en el mercado.  Para nosotros fue una sorpresa, tanto su volumen de personal como la gestión tan avanzada de su negocio. Es una empresa que se dedica al alquiler de hamacas en distintas playas, con más de 90 empleados. Como tantos negocios, trabajan los 7 días de la semana, pero con la particularidad de solo abrir en el periodo estival y de estar condicionados por el tiempo.  Como parece evidente, si llueve, nadie va a la playa y alquila una hamaca ¿verdad?. Por tanto, hay que ser capaz de gestionar esta casuística para el negocio y los trabajadores.

Pues bien, planificar los turnos de 90 personas en distintas ubicaciones (playas), gestionar una demanda de trabajadores variable  y tener un control de presencia en tiempo real, era un verdadero reto para ellos. Querían planificar sus turnos,  gestionar sus bajas, absentismos, y sobre todo la presencialidad. Necesitaban saber cuándo cada trabajador llegaba a su playa y como podía fichar la hora de llegada y salida de forma geoposicionada sabiendo así si se estaba cubriendo el servicio.

Pues bien, hoy es una realidad. Con PGPlanning, han conseguido planificar su equipo de la forma más óptima para después tener una gestión completa del día a día. Cada trabajador ficha desde el móvil en la misma playa, comunicar incidencias, bajas, avisos, leer noticias en el tablón, solicitar cambios de turno y ver los turnos de sus compañeros. También tienen de forma automática un registro de la jornada laboral de todos los trabajadores, pudiendo generar informes detallados cuando es necesario.

Ahora, en tiempo real  pueden ver que cada puesto de trabajo está cubierto en todo momento, pueden variar su planificación, gestionar cambios cada día y ofrecer un servicio impecable a sus clientes.

A partir de ahora, cuando alquilemos una hamaca en una playa, seremos uno poco más conscientes del tremendo trabajo organizativo y de gestión que existe detrás.

Para nosotros, ha sido una gran satisfacción ofrecerles una respuesta y solución a su problema.

¡Os deseamos un feliz verano!

Contacta con nosotros en www.pgplanning.es/contacto

Como hacer un cuadrante de turnos rotativos

Esta es la eterna cuestión para las personas que planifican personas a turnos y que prefieren que tengan un patrón, ciclo, rueda, escalera,… distinto argot dependiendo del sector, pero en el fondo, una misma cosa: una serie de turnos consecutivos de una duración determinada, fija y estable.

Hay patrones de muchos tipos.

Los más óptimos son aquellos que se comparten entre varios empleados, que tienen la misma duración que el número de empleados o un divisor de este número (para poder hacer grupos) y que permiten a la empresa tener cubierta la demanda de personal para cada día de la semana y cada turno.

Para poder aplicar esta modalidad, las personas tienen que tener la misma semana laboral, las mismas habilidades y la posibilidad de hacer todos los turnos que están incluidos en el patrón.Por ejemplo, si una persona no hace noches, no podrá compartir ciclo con personas que hacen mañanas, tardes y noches porque cuando la corresponda hacer la noche, o bien siempre hace otro turno (con lo cual el número de personas en este turno de noche disminuye mientras que en el otro turno aumenta) o bien en cada ocasión tendrá que estar pendiente de hacer un cambio de turno con un compañero para tener la demanda de personal cubierta.

Lo mejor de este tipo de patrones es que son idénticos para todos los que lo tienen asignado, son equitativos y permiten a la persona que planifica asegurarse de que su demanda está cubierta y de que se cumplen las reglas establecidas por la empresa y por sus trabajadores: días de libranza, horas entre turno y turno, máximos y mínimos días de trabajo consecutivos, máximos y mínimos días libres,…

En el caso de que todas las personas no puedan hacer todos los turnos, o que alguna no trabaje algún día de la semana por distintos motivos, no podrá compartir turnos con los compañeros que tienen distintas condiciones.

Hay patrones que están definidos para cada persona y que entre varias consiguen cubrir los distintos turnos, conjugando todos a la vez. Esto suele utilizarse por ejemplo cuando el horario de los fines de semana es distinto y se turnan entre varios para cubrirlo.

En definitiva, para hacer un cuadrante de turnos rotativos es imprescindible tener en cuenta:

  • Las necesidades de personal por turno de cada día de la semana y cada época del año
  • Las posibilidades de realización de turnos de los empleados
  • Las reglas que no se pueden infringir a la hora de construir un ciclo y aquellas que aun no siendo necesario que se cumplan, darían un valor añadido a esa secuencia de turnos.

¿Qué ocurre si mi demanda de personal no es la misma durante todo el año?

Lo primero que hay que hacer es establecer las distintas épocas del año y saber diferenciar cuál es la demanda para cada una de ellas.

Lo siguiente es buscar un patrón para cada una de las épocas y concatenarlos en el tiempo para tener así nuestro ‘Metapatrón’ que dará respuesta a las necesidades anuales.

Con PGPlanning podemos ayudarte a conseguir que tus personas estén planificadas, cubran la demanda, tengan sus descansos pertinentes y tengan conocimiento con antelación de su cuadrante.

Visita nuestros videos en https://www.pgplanning.es/es/pgplanningtv y contacta con nosotros en https://www.pgplanning.es/es/contacto

Calculadora de cuadrantes de turnos gratis

Si navegas por internet, buscando programas de cuadrantes y turnos te darás cuenta que hay decenas de ellos que poco o nada aportan. Es habitual que todos en algún momento busquemos aplicaciones gratuitas que nos solucionen un problema puntual o sostenido a resolver. Porque, por supuesto: ¿para qué pagar por algo si puedo tenerlo gratis?

Lógico pensar ¿para qué pagar?, pero antes preguntémonos:

¿Por qué alguien va a desarrollar una aplicación que resuelve un problema empresarial para subirla a Internet de forma gratuita? Uno de los motivos, es porque en muchos casos apenas ofrecen funcionalidad o es muy básica, simplemente es un producto tan simple como limitado, en definitiva, es poco útil en la realidad. Otros motivos comunes son  buscar crear imagen de marca, obtener muchos usuarios-registros en poco tiempo, captar visitantes, obtener difusión, posicionar la página web, entrar en nuevos mercados, y otros muchos fines…Pero ofrecer realmente a la empresa algo que de verdad le sirva… más bien poco o nada.

Recordamos una frase muy representantiva: Cuando un producto es gratis, el producto eres tú.

Desarrollar una aplicación conlleva mucho tiempo, dedicación, infraestructura, esfuerzo y sobre todo talento, siempre hablando del mundo empresarial. Hacer una aplicación en casa a ratos libres, es otra cosa. Si encontramos una aplicación empresarial gratuita, preguntémonos el por qué.

El tiempo que dedicas a analizar, instalar (si es el caso), registrarte, probar, etc…sin tener la menor idea de que todo eso va a valer para algo, es muy frustrante porque realmente es algo que no sirve y es un bucle, pero ahí está la magia de la palabra Gratis. Ahora, debes valorar tu tiempo y esfuerzo, ¿también es gratis?

En nuestro caso, cuando hablamos de una aplicación de cuadrantes estamos planificando tu equipo de trabajo, tu personal, tu negocio… en definitiva, tu dinero, tu empresa y tu futuro. Una planificación de personal mal realizada, no solo te costará mucho dinero, sino que te puede suponer muchos disgustos:

  • Uno de los más comunes, es no cumplir reglas de descanso, libranzas, turnos dobles,…lo que hace que no se respete el convenio de los trabajadores en la asignación de turnos. Y esto ya no solo afecta a la carga de trabajo, sino a tener un verdadero aprieto si ese trabajador sufre un accidente laboral en esos excesos de horas o turnos sin respetar descansos.
  • La falta de personal cuando tu negocio lo necesita. Una demanda de personal debe ser cubierta ante las posibles eventualidades que surgen en el día a día.
  • Una mala e ineficiente gestión de vacaciones, al no poder gestionarlo de forma conjunta y fiable en la misma plataforma. Sí, muchas te calculan un patrón y a partir de ahí…. poco más.
  • Un exceso o defecto de horas de cada trabajador que tendrás que compensar a final de año o constantemente para contrarrestar esa mala planificación.
  • Los datos personales de tus trabajadores, los introduces en plataformas gratuitas o free…, que ni siquiera conocemos quien está detrás de ellas, en que infraestructuras y en qué país o países se encuentra.
  • No sabemos el soporte que ofrece y por supuesto, si es algo que no pagamos no podremos exigir. Si nos deja de funcionar, si se bloquea, si nos ofrece datos erróneos,¿qué hacemos? En muchos casos, no ofrecen ni un teléfono de contacto.
  • Que equipo de personas está detrás de ese software. ¿hay alguien ahí?
  • ¿Están seguros mis datos? ¿Qué fiabilidad tiene el sistema? Porque algo gratis, no puede sostener una inversión en alta disponibilidad, redundancia, seguridad…

Todas estas cuestiones es algo que debemos plantearnos en cualquier selección de software pero más aún en uno que afecta a personas y que gestiona directamente a nuestro equipo de trabajo. Las personas, impactan directamente en nuestra cuenta de resultados, productividad, soporte, ventas y en la comercialización de nuestros productos y servicios.

Es cierto, que todas las empresas no tienen los mismos recursos, que en muchas ocasiones no hay presupuesto, que hay situaciones complicadas en las que hay que salir del paso, pero hay ciertos procesos e información en las empresas que no deben caer en la improvisación ni la imprudencia.

Busquemos lo mejor al mejor precio. Desde nuestra experiencia os recomendamos buscar aplicaciones que se adapten al tamaño de nuestra empresa, que podamos pagar por uso , no realizar enormes inversiones y que nos tarifiquen en función del número de empleados y módulos para que se adapten a nuestro presupuesto.

Resumiendo, pensemos que lo gratuito no es siempre es la mejor opción.

Si quieres que te asesoremos y te ayudemos con tu planificación, no dejes de contactar con nosotros en https://www.pgplanning.es/es/contacto

Planificar personal, un secreto escondido

Planificación de personas. Término complejo e incluso lejano para muchos, pero cercano y presente en todos los negocios y ámbitos.

Cuando hablamos de planificar personal podemos pensar en empresas complejas, servicios 24×7, un elevado número de personas, pero nada más lejos de la realidad. Planificar personas es un problema real y constante en múltiples empresas.

Dentro de nuestros clientes, los tenemos de multitud de líneas de negocio, tamaño, origen y objetivos, pero todos tienen un reto, que es planificar a sus equipos de trabajo, ya sea de 3 empleados o de 3.000.  Un sencillo ejemplo: pequeño bar de 5 empleados tiene que organizar sus empleados, porque siempre debe haber X personas en su puesto y no es lo mismo que sea lunes por la mañana que viernes noche. Una pequeña tienda de ropa, por ej, necesitará una persona en caja, otra para atención al público y otra para acondicionar la ropa en sus ubicaciones.

Así hasta llegar a una fábrica 24×7 con 4º turno, o un Callcenter que atiende llamadas 24h al día durante 365 días al año, como puede ser un cliente  que gestiona el servicio 112 o 061, como se nos da el caso.  Todas las empresas necesitan planificar sus equipos de trabajo y si el servicio está condicionado por las personas, la planificación es crítica.

Partamos de la base que toda planificación de equipos nace en la existencia de una persona para realizar un trabajo. A partir de esta premisa se suman las variables del espacio – tiempo. Cada persona debe encontrarse en un lugar, un día y en una franja horaria que podemos denominar turno o jornada laboral.

Pero de esta premisa inicial, surgen distintas variables que condicionan completamente esa planificación como son:

Ubicación: No es lo mismo que una persona esté en un lugar u otro. Imaginemos el bar, no es lo mismo una persona en cocina, que en sala. En una fábrica, no es lo mismo la línea de etiquetado que envasado y así sucesivamente.

Habilidades o Competencias: Cada persona, puede tener una habilidad o competencia dentro del desempeño de su trabajo y esta habilidad puede ser crítica en una cadena. Si la persona, no tiene esa habilidad, no puede prestarse el servicio. Cada vez las empresas tienden más a dotar de habilidades comunes a todos los trabajadores, para evitar estas dependencias, pero en muchos sectores es muy complejo.

Contratos: Es común, que dentro de una empresa tengamos contratos a media jornada por ejemplo, con lo que si nuestro servicio demanda persona durante X horas, deberemos tener en cuenta la combinación de personas para ese servicio, sin exceder las horas del contrato de ese trabajo.

Convenios: Similar a los contratos teniendo en cuenta no sobrepasar las horas anuales marcadas.

Descansos: Cuando se trabaja a turnos, existen descansos estipulados bien por convenio, por pactos u acuerdos que no permiten que un recurso por ejemplo: doble turno, que trabaje una mañana después de una noche, etc…

Semana Laboral: Puede existir una semana laboral para cada ubicación o tienda que tenga en distintas comunidades autónomas o localidades.

Calendario laboral: Cada calendario laboral y más si trabajamos en distintas comunidades provincias y localidades, dispone de distintos festivos que hay que gestionar. Ya que, si una persona es de una localidad distinta a su lugar de trabajo, no vendrá a trabajar y si lo planifico en un cuadrante sin tenerlo en cuenta, ya tengo un problema.

Reducciones de jornadas, bajas, permisos retribuidos, etc…y así una gran multitud de variables que condicionan la viabilidad de una planificación. No solo en su obtención inicial sino en su posterior gestión diaria conforme van apareciendo distintas incidencias.

Como alguien dijo: ”El papel lo aguanta todo” y podemos trasladar una planificación a una hoja de cálculo como es común pero difícilmente conseguiremos respetar estas reglas y ponderar y ajustar correctamente, Lo que necesitamos VS Lo que tenemos.

Si necesitas ayuda para planificar tus empleados, equipo de trabajo o trasladar tu demanda de personal a un cuadrante, no dejes de contactar con nosotros a través de www.pgplanning.es/contacto

Planificación de pilotos y sus vacaciones en las aerolíneas

Últimamente nos vemos sorprendidos leyendo noticias de como compañías aéreas tienen que cancelar de forma masiva cientos de vuelos para poder hacer frente a la escasez de pilotos. Esta falta de pilotos se achaca a una falta de planificación ligada a la gestión de vacaciones.

Parece ser que por un lado la demanda de personal necesaria si debería estar establecida correctamente, pero otro lado la gestión de vacaciones ha  podido romper esa demanda de personal y turnos de trabajo necesarios, quedando el cuadrante “vacío” de pilotos en los días que los vuelos se encuentran planificados.

Ayer leímos la noticia de American Airlines, aerolínea americana en la que según se relata en la noticia, el sistema habría asignado “automáticamente” las vacaciones a los pilotos, quedando infinidad de vuelos sin cubrir:

https://elpais.com/economia/2017/11/30/actualidad/1512051512_365569.html

Y por supuesto la tan conocida noticia que saltó a la luz con la falta de pilotos en Ryanair en Septiembre de 2017, y la cancelación de vuelos que ha supuesto hasta marzo de 2018.

https://elpais.com/economia/2017/09/27/actualidad/1506513676_593118.html

Planificar es nuestro día a día. Analizamos y trabajamos con multitud de empresas en muy diversos sectores. Es más, alguno de nuestros clientes es una conocida aerolínea española.  Para todas estas planificaciones, evidentemente utilizamos nuestra herramienta de planificación PGPlanning, que nos permite analizar la demanda de personal, tanto antes como después de planificar.

¿Y cómo lo hacemos?

Le decimos a nuestra planificador, qué personas necesitamos, con qué habilidad, en qué ubicación y en qué fecha o periodo. Y todo esto ¿para qué?, sencillo: para que todos los días que yo esté planificando queden cubiertos con el personal que demando. Por supuesto, si no tengo personal para cubrir mi demanda el sistema me lo mostrará antes y durante la planificación.  Y esto no solo para una semana, mes, trimestre o cuatrimestre, sino un año completo a planificar.

Muy bien, ya he planificado.

Ahora bien, puede que lo haya hecho incluyendo previamente las vacaciones o por el contrario planificar y luego asignarlas. Aquí es donde puedo “romper” mi demanda de personal, no satisfacer las demandas de servicio definidas, y por tanto, tener que cancelar vuelos. No obstante este tipo de planificación muchas veces es inevitable y necesario.

Dicho lo cual, para evitar llegar a situaciones como esta, nuestro sistema permite previsualizar el impacto de una solicitud de vacaciones antes de ser aceptada, viendo en todo momento como quedará mi demanda si acepto esa solicitud.  Y no solo esto, si tengo que aceptarlo me sugerirá un sustituto disponible (pívot, backup, disponibles, correturnos…), si quiero traspasar el turno a otra persona, etc, etc… para intentar cubrir ese hueco y nunca dejar el servicio al descubierto. En otros sectores, una ausencia, puede asumirse con otro compañero o simplemente dar el servicio con una persona menos, pero cuando hablamos de un avión, si no hay piloto no despega.

Planificar personas es complejo, y hacerlo sin un control adecuado como: una asignación automática de vacaciones, romper la demanda y no previsualizar el impacto antes de realizar un cambio, una solicitud de libranza ó una baja, puede llevarnos a situaciones tan indeseables, complejas y delicadas como estas que hemos conocido en las aerolíneas.

Utilizar un patrón o ciclo de turnos rotativos: ¿está ajustado a lo que necesitamos?

Esta cuestión nos surge diariamente en el contacto diario con nuestros clientes,  con empresas que nos consultan sobre su planificación y  muy especialmente al comenzar nuestros proyectos. Existen multitud de empresas en las que su planificación de personal se basa en un patrón, ciclo, rueda o escalera de turnos, que no quiere modificar y que satisface sus necesidades. Esto se define sobre el papel pero la realidad suele ser muy distinta.

Cuando comenzamos el análisis y revisión de ese patrón en relación a sus necesidades o demandas de personal VS el personal del que disponen nos encontramos diferentes casuísticas.

Veamos un ejemplo con un patrón definido como 6X2:Tengo un patrón 6X2 que utilizo para toda la empresa repitiéndolo en las diferentes zonas de trabajo. El primer paso consiste en saber la duración que tiene ese patrón para poder saber el número de empleados mínimo que podrían hacerlo. Un patrón tiene que tener un número de “piernas” (concepto que hace referencia a las semanas) ajustado al número de empleados que tienen que realizarlo, no nos sirve utilizar un patrón 6X2 si después lo van a utilizar 5 empleados, ya que la demanda de personal nunca se cubrirá ya que el patrón lo deberían realizar al menos 8 empleados.

Otra casuística común, es la que querer utilizar un patrón o ciclo pero se desconoce cuál aplicar. Esta situación suele traducirse en: Conozco mi demanda, tengo 12 empleados y necesito encontrar un patrón que se ajuste a ello.

Ante este escenario de planificación con patrones siempre debemos tener en cuenta:

  • Podemos buscar un patrón para resolver el problema pero debemos que tener en cuenta que si la demanda que solicitamos es superior al número de empleados del que dispone la empresa es imposible que se cumpla.
  • Si la demanda de personal es igual al número de empleados que tiene la empresa las horas o días de trabajo a lo largo del año estarán muy por encima de las que marca el convenio de trabajo. Nuestra herramienta ofrece una herramienta muy visual y clara para el dimensionamiento de personal respecto a las horas de trabajo, mostrando el porcentaje de exceso y defecto en personas y número de horas restantes o excedidas.
  • Y lo más importante que no siempre ven las empresas: Para poder planificar personas con un patrón de turnos y generar una planilla, es condición imprescindible que todos los empleados que van a utilizar ese patrón deben tener las mismas características. Es decir, tienen que poder hacer todos los turnos de trabajo que se solicitan en el patrón, todas las habilidades o competencias necesarias, todos los días de trabajo, y pueden estar en todas las zonas o ubicaciones de la empresa, sino el patrón no se puede aplicar.

Esta es una de las situaciones más comunes a las que un programa de turnos de trabajo debe responder, resolver problemas de planificación con patrones y sin patrones. Si en tu empresa los empleados, tienen distintas ubicaciones, habilidades y competencias, trabajan distintos días de la semana o tienen restricciones de ubicaciones por ej… necesitas una solución fuera de un patrón, ciclo o escalera de turnos.

Este fue uno de los principales motivos por los que desarrollamos nuestro producto PGPlanning: Resolver múltiples problemas de planificación de forma óptima. Algo que consideramos imprescindible en un programa de turnos de trabajo.

Descubre nuestra tecnología : https://www.pgplanning.es/es/producto